“(…) Es que hay acción y acción. Está la acción regida por la inteligencia, por el cálculo de las probabilidades, por la reflexión. Y la que es meramente brutalidad y fuerza (…)”
(Serral y Savigny, p. 32)

 ‘Muerte en el Vaticano’ es un libro que encontré en el baúl de los recuerdos de mi madre. Estaba lleno de polvo y maltratado por el olvido, pero lleno de vida cuando lo abrí y comencé a leerlo.

Esta obra literaria es una primera edición de 1979, un best-seller que fue desacreditado por su trama controversial sobre el Vaticano, la religión y la ideológica poco ortodoxa del protagonista. Pero el motivo que más llevó a la censura a esta novela es la misteriosa muerte del Papa Juan Pablo I, meses después de su publicación. Maurice Serral y Max Savigny, autores del libro, fueron acusados de manera indirecta de este suceso trágico.

Como trabajo literario, su narrativa se torna lineal pero llena de pretensiones que despiertan la curiosidad del lector, destila una serie de contrastes reales y ficticios. Está dividido en varios capítulos que describen la vida de Martello, principal personaje, y la intervención ordenada y cronológica de los desafortunados hechos que llevan a la muerte del Papa. Una historia basada en la amistad, el poder de la religión y la intolerancia hacia las diferentes perspectivas filosóficas.

No hace falta leer entre líneas para entender la crítica retórica que plantean los autores hacia la Iglesia como una institución de supremacía e influencia en el actuar y pensar de sus feligreses. El carácter dominante y el tradicionalismo de esta institución ha impuesto valores conservadores y rígidos en la sociedad.

Es un libro con una excelente calidad literaria que nos invita a reflexionar sobre el verdadero papel protagónico que presenta la Iglesia, al utilizar la religión como arma ha dejado de ser el credo de las personas oprimidas y se ha convertido en el opresor, la ambición representada del ser humano.

Espero que esta novela que se debate entre lo real y la ficción sea parte de tu biblioteca. Para mi es un libro que llegó en el momento preciso y me ha enriquecido.

¿Te atreves a leerlo?

Algunas Curiosidades:

  • Maurice Serral y Max Savigny eran escritores de origen italiano.
  • Antes de escribir este libro, se dedicaron a un completo seguimiento de la vida del Papa mediante la Radio del Vaticano.
  • Fueron acusados de conspiración contra la muerte del Papa Juan Pablo I.
  • Después de ser perseguidos por la iglesia y sus fanáticos, no se sabe más de la vida de los autores.