Sin sentirte lejos,
sin tenerte cerca,
sin que ni tú ni yo
de esto que sentimos
tengamos exacta idea,
no podemos evitar que el
corazón sienta.

Todos los días
pasión o dolor,
instantes de ausencia,
retroceso a los sueños
en dónde siempre te encuentro,
con la incertidumbre, si es que
solo me gustas o es que también te quiero;
si es que merezco quererte;
si es que al quererte lastimo a tu sentido
corazón que está tan roto como el mío.

Recuerdo haberle advertido,
que no se enamorara del desastre que soy… ¡Pero claro!
Era más probable
que terminara enamorándome yo.

Sin sentirte lejos,
sin tenerte cerca,
quizás lo que siento
no es amor,
pero esa es la idea.

 

Autora: Ely