Hoy abrí mi pecho de par en par,
le hice una herida a mi corazón,
lo dejé sangrar
hasta que no quedara nada,
lo lave con la sal
de todas mis lágrimas,
lo apreté y lloré con él.

Lloramos por los versos pendientes
que hoy decidí no escribir,
y como un voto de silencio,
decidimos callar en lugar de sentir.

Autora: Ely