Existe una historia más allá de este mundo de agonía,
una senda distinta donde solo hay magia y poesía,
aquí una reina de la luna nacida
camina en nublado sendero de roca pulida,
mientras agiganta su paso distante del tropel
encuentra en su senda un lobo de pálida piel.

Sus miradas se cruzan, se aceleran sus latidos
parecen reconocerse de un tiempo antiguo,
se acercan tímidamente en una extraña conjunción,
un abrazo se hace presente a modo de aceptación
en un vasto infinito de estrellas atiborrado.

Caminos entrelazados, espejo onírico de sus almas,
percepción de amor y calma tras un sutil aullido.
Una promesa única se clama
volver a encontrarse por siempre y eternamente
en el umbrío del plenilunio  y ahí por fin amarse.

Autor: Diego Vilema