Es fría la noche,
cálida la soledad,
el silencio un
gemido moribundo
¡que me abraza sino estás!

Un par de letras
las caricias que
no te pueden alcanzar,
un dolor extraño
¡que me abraza sino estás!

Una noche de insomnio
preguntándome
– ¿qué hice mal?
es mi alma que busca
una respuesta
cuando de la nada
¡ya no estás!

Dos de la mañana…
tu ausencia es oscuridad,
Adam Hurts enmudeció
el gemido moribundo,
y grité con todas mis fuerzas…
-¿dónde estás?

 

Autora: Ely