Libro I: Ensayo sobre la ceguera

“(…) Ante la muerte, lo que se espera de la naturaleza es que los rencores pierdan su fuerza y su veneno, cierto es que se dice que odio viejo no cansa, y de eso no faltan pruebas en la literatura y en la vida (…)”
(Saramago, 1995, p.100)

saramago

Después de terminar de leer “Ensayo sobre la ceguera” me di cuenta que en realidad vivimos en una sociedad que está ciega, y no es precisamente esa ceguera blanca e inquietante que habla el autor. Es una ceguera autoinfligida por la necedad de no ver la vida en su estado más sutil.

La interpretación de las metáforas de este libro se centra en un análisis socio-político, volvemos a una época primitiva, en la cual, la supervivencia del ser humano depende de la utilización completa de sus sentidos, de la empatía, de su nivel de raciocinio ante las desesperadas circunstancias que se presentan dentro de una civilización decante por la incertidumbre de no valerse por sí misma, sin sus ojos.

Es un juego entre la suspicacia y el miedo que hace alusión a la irracionalidad humana, cada letra me ha cautivado porque desde el principio connota una historia real envuelta en un estilo ficticio. Su lectura no necesita interrupción alguna, en cada hoja está la cuestión seductora del libro ¿somos ciegos o estamos ciegos?

La narrativa de Saramago es envidiable, en el buen sentido de la palabra, para crecer como escritor y como lector; dentro de una perspectiva de novata escritora me ha enseñado a crear una imagen cruda pero conmovedora a través de las letras para construir esa conciencia social que poco a poco entra en un estado de letargo por la volatilidad del tiempo y desde una perspectiva de lectora me ha inculcado el gusto y la necesidad de ver más allá de lo evidente, apreciar la vida desde una manera más sencilla y grata.

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

 

Algunas Curiosidades:

  • Saramago aconsejaba leer en voz alta su obra porque tiene características de una partitura musicalizada.
  • Obra ganadora del premio Nobel de la Literatura en 1998.
  • El autor portugués en su infancia solo recordaba tener un libro en la estantería: A Toutinegra do Moinho, de Émile Richerbourg.
  • Después de la publicación de su primera novela “Tierra de pecado,” paso treinta años en silencio editorial hasta publicar su siguiente obra.
  • “Dios es el silencio del universo, y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio,” con esta definición de “El Creador”, Saramago se ganó la simpatía y admiración de algunos teólogos a pesar de ser un gran crítico de la iglesia católica.

Firma LSB-01

4 respuestas a “Libro I: Ensayo sobre la ceguera

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s