Colaboración XIV: ¿Lo nuestro realmente importaba?

WhatsApp Image 2018-11-27 at 9.22.04 PM

¿Lo nuestro realmente importaba?

Es una pregunta,
de una responsabilidad compartida,
espero coincidir contigo
y sabernos perdidos,
saberlo ahora,
quizá demasiado tarde.

Las redes sociales,
para nosotros los amantes,
son una mediocridad,
pero debería uno de conformarse con imaginar,
que son periódicos con las últimas noticias del otro,
algo así como una correspondencia vieja
de cartas sin remite en el sobre
o anuncios clasificados
de se busca un corazón
que mal herido
agoniza debajo de un puente
y uno siente pena por las noches frías
y lo abandonado que se deberá sentir.

¿Lo nuestro fue tan importante?

Que ahora sentimos,
que se nos acaba la vida,
aún cuando no sea cierto,
aquí sigue uno respirando,
vivito y coleando,
y eso es lo miserable,
seguir vivo y saber que el amor murió.

Los poemas son crónica roja.

Debió de serlo,
podría concluir quién leyera estos escritos,
sino cómo uno podría escribir esto,
sin estar terriblemente triste,
roto, aún con la herida sangrante.

Pero para que a alguien la pena le alcance,
debió de ser un buen amor,
y no bastar con eso,
sino ser el único,
el primer y último amor,
y como habla el dicho popular,
que es verdadera sabiduría,
solo se ama una vez en la vida
sino que caso tendría prometerse
amor para toda la vida,
y juraría que es verdad,
para toda la vida
aunque no siempre se muere
junto a la persona que se ama,
o se tiene la dicha
de que la muerte los encuentre
al mismo tiempo a los dos amantes.

Uno podría envidiar
aquellos besos apasionados,
las caricias maternales
y otras criminales en la piel,
debajo de ella,
en los huesos,
y las humedades de los cuerpos,
que hermosa fue la primavera,
no tan larga como este invierno,
que luminosa y radiante luna
en la noche de los amantes
que no brilla sola,
siempre madre de tantas estrellas
que no alcanzarían
los ojos para contemplarlas.

Sí, lo nuestro fue importante.

Podría medirse por la dicha,
la felicidad que celosos y egoístas
las guardamos de la envidia
y las malas lenguas del mundo.

Y el temor,
el temor de que todo se gastase,
y acabara,
porque todo acaba,
todo incluso lo nuestro
que fue tan importante,
pero uno siempre se engaña,
se consuela
y tiene una esperanza
huérfana de buena suerte,
para que durase un poco más.

Y por último el dolor,
dolor tan grande,
no habrá llanto mas desgarrador,
que el de una madre por su hijo muerto,
o el de un amante,
por el amor,
ya tibio que continúa enfriándose,
no habrá desgracia
que se compare
como el saber que el amor a muerto.

Pero importó,
y aún importa lo nuestro,
aunque ya no sirva de mucho,
no lo crees…

El amor,
¿ese amor nuestro a muerto?
Y si ha muerto.

Realmente fue importante?

Psdta: a este poema le sobran preguntas y le faltan respuestas, como a nosotros nos hace falta tiempo y nos sobran las ganas.

Hombres Pluma
El gorrión

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

Colaboración de Pablo Ponce (texto y fotografía)
Quito, Ecuador

REDES SOCIALES

FB: Pablo Ponce
FP: La Duquesa Prostíbulo Poético
IG: @pablocuerdita

_Letras Sin Bragas” es un espacio de creación literario independiente, en el cual, se comparte versos escritos desde la alcoba, cartas sin destinatarios, poesía dedicada a los secret
Camila Valle
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s