Diario VI: Un punto final esperando

erik-odiin-444889-unsplash

Las ambiciones te consumen cuando conjugas el verbo “ganar” en tiempos capitalizados y con sujetos equivocados, las oraciones de esta historia están compuesta por puntos suspensivos, pausas agrietadas y un punto final esperando.

De las calles aprendes las mejores lecciones y aún más cuando un chaval de doce años empieza a consumir y vender drogas, esas sensaciones de crecer y llenarte los poros de la piel de poder te colocan en un anfiteatro de sobrevivencia.

Como aquella historia de amor y balas que nos han contado. Él encontró a su Bonnie Parker. Sus días tenían un tinte de travesura y desmesura; el asaltar casas y plantaciones de marihuana los sumieron por un camino equivocado.

La locura de vivir al borde de los errores te puede llevar a no distinguir un horizonte nuboso lejos de ti. Con ocho días de fiesta, éxtasis, sexo y donde la noche no era más que una excusa para pretender ser libre la realidad caminaba, descalza y paralelamente, de ese paraíso sublingual.

Cuando él llegó a casa, sus problemas estaban más presentes que nunca. Discutió con su madre, y en ese estado psicótico y triste, la única respuesta de escape fue un extintor. Se lo puso en la boca y después de un intento de suicidio sus ojos se cerraron.

Al despertar, el color blanco del techo lo aterró. Trató de levantarse pero sus manos y piernas estaban atadas a una cama de un centro psiquiátrico. Una vez más se encontraba privado de su locura, sometido a la misma rutina para tratar de volver a ser.

A partir de la primera decisión tomada, su vida se convirtió en un cúmulo de desgracias y momentos caóticos pero bonitos. Él supo, reiterar, que esto ha influenciado en quién es ahora, un chico que aprendió a vivir.

Historia de vida contada de forma anónima. Una experiencia de vida para ser.

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

_Letras Sin Bragas” es un espacio de creación literario independiente, en el cual, se comparte versos escritos desde la alcoba, cartas sin destinatarios, poesía dedicada a los secret
Texto: Camila Valle / Foto de Erik Odiin en Unsplash.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s