Diario V: El viejo camino

alysa-bajenaru-100637-unsplash

Al jugar con los recuerdos de la infancia podemos encontrar sonrisas que endulzaron nuestra vida, pequeños momentos olvidados que laten dentro de lo más profundo de nuestra alma y nos roban suspiros de tiempo.

El camino entre la casa y la escuela para un niño puede ser una aventura llena de secretos y sueños apresurados. Más aún si en aquel  camino encontraba a Don Mesías y Doña Rosa subiendo al pueblo para poder ganarse su sustento diario, aquellos ancianos eran muy agradecidos con las personas que tenían un saludo en el corazón, un gesto amable era sinónimo de golosinas, frutas o un detalle para ellos.

Esa rutina de saludos y sonrisas terminó cuando el pequeño niño iba triste por el viejo camino, su abuelita estaba enferma y Don Mesías, cálido y amable, le ofreció un caldo de gallina para calmar sus dolencias con un buen remedio casero.

-Ven en la tarde y tendré listo ese caldo- comentó el anciano.

Mientras el sol se iba retirando del cielo, el pequeño niño solo encontró la casa vacía de sus amigos de camino. Algo extraño, él regresó a su casa jugando con las sombras camufladas que deja el sol antes del ocaso.

A la mañana siguiente, el viento trajo el rumor que habían encontrado el cadáver de Don Mesías, lo asesinaron a machetazos cuando intentaba robar una gallina. Los susurros del viento no dejan a Mauro pensar en otra cosa que no fuera la lamentable noticia de la muerte del anciano.

Días después, encontró a Doña Rosa en el viejo camino, había perdido completamente la razón, iba de un lado para otro con un ramo de flores amarillas preguntando a todo aquel que se encontraba a su paso si habían visto pasar a su novio Don Mesías. Ella ya no se acordaba del pequeño niño.

Historia de la infancia contada de forma anónima. Una remembranza a Don Mesías y Doña Rosa.DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

_Letras Sin Bragas” es un espacio de creación literario independiente, en el cual, se comparte versos escritos desde la alcoba, cartas sin destinatarios, poesía dedicada a los secret
Texto: Camila Valle / Foto de Alysa Bajenaru en Unsplash.
Anuncios

2 respuestas a “Diario V: El viejo camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s