Colaboración VII: Mishca

gata-01

Los días han transcurrido como cualquiera, los años perdieron la cuenta pero el recuerdo aún permanece intacto de aquel ser lleno de amor y de un apego emocional como ninguno. Mishca su nombre, gata su especie, mi mascota sin duda.

Abrigada en mi hogar, gozaba de una segunda oportunidad de vida. Privada de calor y alimento en una calle de cemento se hallaba sola, su pequeña existencia era casi nula ante los ojos indiferentes de la gente, de pelaje blanco y casi mimetizada con aquella vía. Extraviada de su madre se hallaba y con pocas oportunidades se encontraba.

Entre sincronías de pasos y sucesos los caminos se juntaron, el pequeño ser y el humano ávido de cariño. Entre sus manos aquella criatura era como agua pura, sus patitas tocaron mis palmas creando un pacto único entre dos almas inquietas y desconocidas, el uno brindaría amor y la otra sería incondicional con su cariño.

¡Oh!, grato el día de su llegada a su nueva casa, quien dudaría que su presencia alegraría a la familia. Tímida y sencilla, así agradecía su recibimiento y sobre todo a quien llenó más de regocijo es a mi, quien relata con palabras la aventura de dos almas fortuitas, espasmo de júbilo, perpetuas en añoranzas.

Albas y amaneceres disfrutaron de su compañía mutua, al solo pronunciar su nombre dibujaba mi sonrisa. Perplejo por minutos me quedaba absorto mientras jugaba y su plato de comida desbordaba; el cielo a liberado un ángel de cuatro patas, su mirada profunda y engalanada me perseguía sin importar donde me encontraba, tanto era su valentía que fue capaz de cruzar sus límites por permanecer un minuto más a mi lado.

Pero la felicidad es efímera, no importa cuanto lo desees o que creas que tu karma te castiga, tan sólo es así; un día Mishca dejó de dar piruetas, su fuerza la abandonaba, pues solo en dormir pensaba, apenas y su miraba alzaba, supongo que aún quería saber si en su hogar permanecía quien la quería y de ella cuidaba.

Mi mente borró aquellos días de agonía, no sé cuántos fueron, y tampoco deseo saberlo. Sé que tan sólo un día con el último aliento de mi cama salió en busca de los últimos rayos de sol, un día sábado, y ese fue el último adiós.

Aún mi alma se consterna con el recuerdo de Mishca, pero sé que la vida que tuvo, sin duda fue la mejor, desde aquel encuentro en medio del silencio.

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

Colaboración de Daniel Alajo (texto y fotografía)
Ecuador

REDES SOCIALES

FB: Dany Alajo
IG: @dany_alajo

 

_Letras Sin Bragas” es un espacio de creación literario independiente, en el cual, se comparte versos escritos desde la alcoba, cartas sin destinatarios, poesía dedicada a los secret

Anuncios

3 respuestas a “Colaboración VII: Mishca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s