Ella es “Blues”

freestocks-org-662166-unsplash

El humo de algunos habanos empezó a matizar el escenario
el Merlot acariciaba sin prisa las copas de la barra,
ese ritmo suave y melancólico inhibía el raciocinio
mientras que la habitación se humedecía por las vibraciones de su canto.

Sus curvas hacían más daño que los taninos consumidos a sorbos lentos,
la fineza de su textura seducía más que un escote de callejón,
¡Bella dama de madera!, me incitaba a vender mi alma bohemia
por tres pecados capitales.

Soy una mujer de letras azules y versos de prostíbulo,
pero ella, con nueve compases de acordes tónicos
y tres repeticiones más de ruptura instrumental
inmortalizó la brevedad con un epitafio de quintas disminuidas.

Su voz tan melodiosa y llena de euforia
cortejaba a la noche con seis cuerdas de fiebre dórica,
¡Bella dama de madera!, me contó que
ha vivido más de 100 años de soledad
entre gritos de campo y notas ahogadas de recuerdos
y en ese momento, supe que su nombre era “Blues.”

(A propósito que se acerca el Festival Internacional Quito Blues 2018: sexta muestra de poesía, les comparto este escrito para ustedes)

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

buho
Texto: Camila Valle

 

 

 

2 comentarios sobre “Ella es “Blues”

Deja un comentario