Colaboración III: La ninfa de Nabokov

photo-1509854120-eeab44807cd0

Me parece mágica la inocencia de sus poses, cómo y dónde se sienta, su andar despreocupado, la cadencia y ritmo del vaivén de sus caderas al caminar, es toda una experiencia verla llegar, moviendo los brazos de un lado a otro, cuando camina parece que baila, con cada paso, un lánguido bolero.

Su rostro siempre pensativo, inclinada la cabeza a un lado; esos bellos ojos alegres y brillantes viendo todo y nada al mismo tiempo como perdidos en el momento atemporal de los sueños y deseos aún en construcción.

Qué bonita es, cuando sonríe lo hace con los ojos y la boca al mismo tiempo, en esa edad entre muchacha adolescente y mujer con la inocencia de la juventud, los deseos de una niña y las responsabilidades de una adulta; una mezcla entre el cielo, la tierra y el infierno que no deja descansar mi mente.

He optado por mirar menos en su dirección, y más al infinito, por hacer menos equipo con ella. Piensa que estoy molesto, cualquiera que sea el precio a pagar vale la pena, no puedo, ni quiero sacrificar el amor, y lo vivido con aquella que casi la dobla en edad, llena de cualidades y detalles, cuya piel tiene todas las memorias que desearía darle a la ninfa que me recuerda a la Lolita de Nabokov.

DQmQiU627xG98JqSNKKUJJAKKQS1v3nwvdKpqug183xaYwT

Colaboración Anónima
Ecuador

buho
Camila Valle

Un comentario sobre “Colaboración III: La ninfa de Nabokov

Deja un comentario