Entre cúpulas y cenizas

Cuando empiezas a recordar los momentos que no has vivido, pero sabes que fuiste protagonista de esas historias líquidas de voces arrugadas y con memorias frágiles, empiezas a crear un sentimiento por ciertos sitios e hitos de la historia de tus raíces.

Ernesto me contó lo que significa para él cada rincón de su ciudad natal, cada romance de esquina y cada lugar donde se encontraba con sus amigos a fumar un cigarrillo, siempre vestido de terno y con aroma a pino.

Le comenté que desde lo  alto de Ambato, siempre visualizo una capilla vestida de color blanco y adornada de luces por las noches, sé que tiene una cruz en su cúpula y un campanario escondido en su estructura vertical.

Él se puso sus anteojos y dijo que no es una capilla más, es un símbolo de fe para los creyentes y un lugar de sentimientos ocultos para los agnósticos, por sus recuerdos de concreto.

Después de un cortó silencio y como el profesor apasionado que fue, me contó:

“La Basílica Catedral de Nuestra Señora de la Elevación, o como tú la conoces, Catedral de Ambato es una edificación religiosa que representa el renacer de la comunidad ambateña, nuestro renacer, tras ser destruida en los terremotos que datan en los años 1797 y 1949.

Aquella capilla en sus orígenes presentaba una fachada cubierta de paja, antes del primer terremoto (1797) que la destruyó, la Iglesia Católica en conjunto con sus devotos la remodelaron a base de piedra, pero fue nuevamente, destruida por un fuerte sismo  200 años después de la primera tragedia, cuando apenas cumplía la mayoría de edad.

Y lo que ves ahora, es la última obra arquitectónica que fue inaugurada el 12 de diciembre de 1954, su aspecto imponente y su color blanco han convertido de este edificio un lugar icónico para los habitantes de la ciudad y turistas que descubren su historia y su valor emocional.”

Con la mirada encontrada con el horizonte, susurró: “No sabes cuantos recuerdos viven escondidos en mí y al mirar esa cúpula con nostalgia solo revive en mi mente la primera fruta que coseché después de un escenario estéril.”

Se levantó, dio su última bocanada de nicotina y se fue.

buho
Camila Valle
Anuncios

One response to “Entre cúpulas y cenizas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s