Ella

La noche se tornó turbia cuando el reloj dejó de marcar, se detuvo a las tres de la mañana; a la hora donde la luna se lamenta por su condición de mujer y la niebla penetra la ciudad.

Los sollozos iban creando versos de un poema en verbena, entre sus letras me contó la nostalgia que guarda el horizonte, lo que esconde era una confesión: ella es una mujer infiel que traicionó al cielo con el mar, ella es una mujer que solo puede brillar en medio de la oscuridad, ella es la musa de los bastardos, ella es sumisa al alba y una puta al amar.

Cada menguante escucho el mismo verso, el horizonte no se cansa de contemplarla; él sufre en silencio la soledad de su destino y recuerda, en cada eclipse, que dios tiene preferencias con la relatividad y la madrugada.

Photo by Noah Silliman on Unsplash

buho
Camila Valle

Un comentario sobre “Ella

Deja un comentario