3 a.m.

Son más de las tres de la mañana y la noche no me cuenta más, durante una década de letras y otra de café la he escuchado hablar.

Conozco cuan negra puede llegar a ser cuando la luna la abandona, la he sentido tan distante cuando se ha extraviado entre luces de neón y drogas, sé cuándo se inmuta con copas vacías y aullidos febriles.

La conozco desde que los miedos de la infancia se convirtieron en quimeras dóciles y los desvelos en versos transeúntes. La recuerdo virgen, sin amores extraviados, ni suspiros anclados en ojos negros infinitos.

Ha pasado un cuarto menguante y ya no tiene más que contarme. Te vas con la soledad intranquila hasta que el día ahogue tus próximos días de agosto.

Imagen by Cayue

b1
Camila Valle
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s