Pegaso

Desde el rincón más recóndito de la habitación
su mirada griega; ojos de quimera blanca,
se convierte en mar dentro de tierras áridas.

Entre el encanto de los sueños y la realidad
su cuerpo refleja el narcisismo del sol
y sus alas de ángel caído, beldad y utopía,
desafía al tiempo y al silencio.

Plasmado como una criatura de mitos y verdades
yaces en el Olimpo y en mi habitación,
entre papel y seda,
te veo volar cada noche
desde cimientos acabados
hasta el horizonte perdido de la oscuridad.

Colaboración para Letras y Poesía

buho
Camila Valle

Deja un comentario